Desde el inicio de los tiempos Gamers, los amantes de los videojuegos hemos tenido que recibir el dolor sentir esa sensación de vergüenza ajena por parte de las grandes marcas para ofrecernos algo cuando no se interiorizan con su público.

Si bien, actualmente es cada vez menor por parte de las empresas, cada tanto tiempo alguien se manda una propaganda que se vuelve un meme o tiene un repudio masivo, como lo es en este caso la nueva propaganda de Movistar para promocionar los beneficios de Modo Gaming, una aplicación para videojugadores.

Para los que han visto este comercial, trata de la influencer Tabatha Pacer mostrando las funciones y lo atractivo de Gaming Mode con los benéficos en Xbox, en una especie de tanteo pauteado.

La principal función es que puedas acceder a esta app que vimos a fondo hace unos meses y es bastante interesante. Pero el comercial no le hace justicia a la aplicación, llegando a tener más de 1.600 me enoja en Facebook de las 2.800 reacciones totales, además del repudio masivo en los comentarios.

Así que nos vemos en casi la obligación de hacer un análisis con los puntos más críticos, recolectado del universo de casi 1.000 comentarios, para ver si algún día alguien los toma y evita este nefasto destino de nuestra vista a futuro en otro comercial:

1.- Parece un compilado Gamer Cringe

Para los que no saben, Cringe es un término usado en la red cuando alguien actúa o es tan embarazoso o incómodo, te hace sentir extremadamente avergonzado y/o avergonzado, algo muy similar a lo que ha provocado este vídeo en masa, dejándolo plasmado en la mayoría de los comentarios.

El cuarto equipado fuera de temática y muy artificial, la voz de pito con una actitud poco convincente y los giros de cámara forzados tipo YouTube, sacan a cualquiera que lleva tiempo en esto, llevando a que la gente se termine desquitando con las marcas involucradas, en este caso Movistar, que no tiene una buena fama para juegos online excepto en empresas, y la consola Xbox One, que todavía no tiene una potencia fuerte en Chile como lo tienen sus competencias aquí.

Un ejemplo en el pasado de esto fue el nefasto vídeo por parte de Bandai Namco Latinoamerica, usando influencers para promocionar y probar el Tekken 7. Esta propaganda fue tildada por comunidad Fighting como nefasta, manifestando su odio por semanas, con una pesima valoración de 2.500 dislikes, en contraste a sus solo 217 likes.

2.- Parece vídeo de Youtuber pauteado

Uno de los problemas más grandes de la propaganda es el como está hecho el comercial, mostrando algo muy similar a lo que vemos en YouTube, donde a diferencia de facebook, tenemos la posibilidad de saltarnos ese vídeo/contenido/canal si no nos gusta.

En este caso, el formato escogido hace que se presente a la influencer explicando los nuevos beneficios de la App, en una secuencia de cortes, con poca luz, un lugar pre-fabricado y forzado, quitando todo lo natural de una recomendación.

Se supone que la idea es que ella te incite a bajar y usar esta app, que tristemente todavía no muchos conocen en general y vale la pena (pueden ver nuestra nota aquí), pero para la gente dedicada, el comercial hace molesto a los 10 primeros segundos, dándole cualquier tipo de «me empera» para no verlo más, muy parecido al dislike de youtube para que el canal ni siquiera vuelva a aparecer en tus recomendaciones.

Una pieza fuera de la temática, que parece más cuarto genérico geek mal acomodado que gamer.

3.- La influencer que escogieron no es la indicada para esto

Aunque muchos así lo piensen, Tabatha Pacer no es la figura actual que la gente adora ni estima, como la mayoría de las marcas al parecer piensan. Si bien, tiene su gran cantidad de fans y es conocida, el rango etario de su alcance tiene como 8-14 años aproximadamente, que es la gente que la siguió en youtube y en sus programas de ETC/Fox Sports.

Ahora, para comerciales en lugares masivos, la gente que termina viéndolos no entra en su «burbuja de interés«, creada por el youtuber en su esfuerzo en lugares que la gente decide si ver o no, tomando el rápido pensamiento de estar viendo una chica geek forzada y sin un brillo aparente, además de una voz catalogada de chillona que no acompaña al agrado del público en general.

Para aclarar, no estamos de acuerdo con eso de «debe ser gamer hardcore o demostrarlo para que sea un rostro verdadero», porque ella sí se maneja en el tema. Ahora y tristemente, es importante destacar que la mayoría del público videojugador chileno como tal no la valore por verla más como una posera gamer que como una gamer real, pero es algo que va con la imagen que ella misma quiere vender.


4.- El comercial va dirigido a un público de rango etario que no debería ser

Si hay algo malo en la recopilación de información por parte de las agencias de marketing es apuntar el rango etario a su «público» de alcance que al segmento de a cual debería llegar. Si vemos el comercial, por los elementos forzados, este está destinado a gente muy menor, del rango de 12 a 18 años, siendo el típico niño que le gusta jugar solamente y normalmente no tiene mucha idea de nada, contrastando al rango etario de 18 a 24 años que señalan las encuestas aquí en nuestro país.

Volviendo al comercial, el problema es que el verdadero segmento gamer de la aplicación es para la gente dedicada que le gusta informarse, ver partidas y disfrutar partidas, un público de 20-30 años que compra una Xbox para disfrutar sus títulos exclusivos y necesita la información a la mano porque no tiene tiempo.

Tomando en cuenta esto, el comercial mezcla 2 espectadores que no son para nada compatibles, el niño que consume a costa de sus padres donde tratan de incentivarle a la fuerza el uso de la APP, y los ya veteranos que nos gusta informarnos y tener beneficios, siendo el segundo segmento el predominante en la red y quien finalmente gasta y la usa.


¿Cómo se podría mejorar?

Si bien, podría ser una pregunta difícil, en realidad la dificultad podría decirse que está en darle en el gusto a un público muy exigente, pero, aunque no lo crean, es bastante más simple de lo que creen y es darle en el gusto al corazón de la comunidad, ósea algo que verdaderamente represente al videojugador que ve el vídeo.

A continuación, dejamos unas sugerencias base:

1.- Optar por rostros no explotados

El primer punto sería evitar tomar a los influencer de siempre y traer gente metida en este mundo, como lo son los campeones de e-sports conocidos, tratando de sacar uno carismático, como el caso de Kane BlueRiver.

En el caso de no poder contar con algo así, la idea sería apostar por figuras emergentes que no han sido involucradas en dramas y que tienen un carisma que pueda darte una buena experiencia, evitando gente fuera de mundo de los videojuegos como el Cosplay, puesto a que es una recomendación y la idea es que sean usuarios o gente experta, no una persona random con posibles «conocimientos«.

2.- Poner un ambiente Gamer verdadero

Agregando lo anterior, evitar fabricar un cuarto «gamer» y volverlo más natural, como un torneo / evento con algún juego competitivo o simplemente una instancia gamer típica, con su pantalla jugando cosas en un PC o en este caso una Xbox con títulos como Forza Horizon 4 que se encuentran a descargar en el catálogo de Xbox Game Pass.

En otro ejemplo, puede ser una narración entretenida dentro del contexto, como fue el comercial con Chuck Norris, donde lo tomaban por cómo era conocido y lo llevaban al tema.

3.- Enfatizar los beneficios como lo primario

Una gran fuga que sucede en la propaganda es la novedad, la cual entrega la facilidad de pago y el descuento del 10% en los 3 productos, además de lo buena que puede ser la App, algo que analizamos en el pasado y vale la pena darle una oportunidad. La publicidad podría mostrar cómo sale el reflejo del pago en la boleta más las imágenes de compra (sin precio) en la aplicación. No debería por que centrarse en el rostro, sino la facilidad que nos brinda para adquirir todo.


Para finalizar, no podemos negar que cualquier propaganda por negativa que sea, mientras sea masiva sirve como campaña, pero en estos casos se vuelve a costa de un mal sabor de boca por quien tiene que ver estas propagandas en su inicio y termina odiando el tema.